domingo, 26 de octubre de 2008

EL CULPABLE ES YANTAR!

Tal y como estaba previsto y como era absolutamente necesario después de esa impresionante degustación que tuvimos el placer de probar en días pasados en el Restaurant Yatar, decidimos repetirlo.



En esta oportunidad seleccionamos el día viernes donde se presentó un DJ mezclando su música que servía de ambiente perfecto tanto al área de la terraza techada como del propio salón. En esta oportunidad la música y cocteles diseñados por un Barman para esa ocasión eran protagonistas de la noche.


Afortunadamente reservamos, de lo contrario no habría sido posible sentarse, no sólo por el lleno total, sino que hasta muy avanzada la noche los comensales seguían sentados en sus puestos como atesorándolos y no queriendo desprenderse de ellos.

Nuevamente la atención estuvo muy bien, un poco más lenta como es normal cuando un lugar está tan lleno pero ello no desmejoró la calidad del servicio.

La recomendación de los vinos estuvo a cargo de Armando y de Guillermo sommeliers profesionales, comenzamos con un Castell de Vilarnau, la temperatura apropiada muy agradable para comenzar, nuevamente decidimos incursionar el camino de la degustación, como cambiar la receta que en días anteriores nos resulto tan perfecta?


Comenzamos con un tartar de lomito, espectacular, le ponen quinoa (cereal peruano) crujiente lo que le da un toque bien especial.


Continuamos con butifarra con cebollas acaramelizadas, este plato nos asombró, estuvo impresionante, el sabor era increible y nada de grasa, luego preguntamos dónde las compraban y he alli el detalle, son hechas por ellos mismo, con razón era tan buena!


El arroz de mejillones y almejas y es glorioso, te hace viajar de inmediatos a esos sabores ibéricos que uno tiene en la memoria, ni en España yo probé uno así, sólo en mi opinión se disputa el trono en su renglón como el mejor de los que he probado con el arroz de pescadores que pudimos degustar en Alto donde Carlos García. Sinceramente sería más que un pecado una verdadera insensatez dejar de probarlo, corran antes de que cambien la carta.

Pezcado cocido a 75 grados con pasas y aceitunas, un verdadero placer para el paladar, acompañado de una miloja de papas divinas.

Para continuar con los vinos, intercambiamos algunas ideas con Armando ya que nos debatimos entre Coma Vella 2002 del Priorato o Clos Fontá 2001 igualmente del Priorato, a pesar de la recomendación de Armando teníamos dudas sobre si el vino ya estaría optimo para ser tomado, no obstante la única manera de saberlo era probarlo, así hicimos.

Está perfectamente listo para ser tomado, claro que a mi juicio mejorará en los próximos años pero me inventaría cualquier excusa para repetirlo.

El cabrito en su cocción prolongadísima era uno de los platos que quedamos con ansias de probar desde nuestra pasada incursión en Yantar, y hoy llegaría su turno para dejarnos nuevamente sorprendidos, con tanta razón siempre escuchamos a Enrrique cuando sale a sala recomendarlo sin titubeos.

Cerramos esa noche en el área del bar ubicada en la terraza y compartimos un rato muy agradable con Guillermo un Sommelier sumamente simpático que además como buen amante de los vinos de su país, es un enamorado de los vinos argentinos, y tiene algunas etiquetas que jamás me imaginé las podía encontrar en Venezuela, pregúntenle si visitan Yantar porque los sábados según entiendo las tienen por copas.

Cuando paso momentos así tan pero tan especiales lamento que la semana no tenga más días, pero bueno que maravilla de verdad poder experimentar en nuestro país todas esas sensaciones, ya estoy buscando apartamento cerca de la cuadra gastronómica y el culpable es Yantar.

3 comentarios:

IN-A-RED-DREAM dijo...

Hola!! siempre eh tenido simpatia por las personas de Venezuela, hoy ando de viaje con mi blog y te dejo saludo por ser una de ellas...

Anónimo dijo...

Ese no es el mismo lugar donde tu dijiste que los Chef se ganaron un premio en Venezuela. Donde queda exactamente?

Anónimo dijo...

Tienes tiempo sin publicar, no te pierdas.